¿Qué gigantes? dijo Sancho Panza. Aquellos que allí ves, respondió su amo, de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas. Mire vuestra merced, respondió Sancho, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que volteadas del viento hacen andar la piedra del molino. Bien parece, respondió Don Quijote, que no estás cursado en esto de las aventuras; ellos son gigantes, y si tienes miedo quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla.

El ingenioso hidalgo don Quixote de la Mancha. Capítulo VIII

24 may. 2010

Desodorantes y cáncer de mama

No suelo ser de los que reenvían las cada vez más comunes cadenas de correos electrónicos. De hecho la mayoría de las veces que alguien me manda algún correo de este tipo lo suelo borrar sin leerlo. Por eso no estoy al tanto de los últimos rumores y leyendas urbanas que corren por internet. Sin embargo, hace poco alguien me topé de forma más directa con una de estas "noticias", ya que alguien conocido había dejado de comprar desodorantes que contuvieran aluminio porque supuestamente provocan cáncer de mama.

2 may. 2010

Preservativos, SIDA y la Iglesia Católica. Cómo cometer un genocidio sin disparar.

Últimamente está dando mucho que hablar el escándalo de los casos de pederastia dentro de la Iglesia Católica. Incluso en determinados círculos se ha planteado la posibilidad de denunciar a Benedicto XVI por crímenes de lesa humanidad. Personalmente, y sin ser ningún experto en leyes, no creo que eso tenga mucho futuro. Independientemente de lo repugnante de los delitos cometidos y de la deplorable actitud de las autoridades católicas (Ratzinger incluido) en este caso, no se ajusta a la definición de crimen contra la humanidad. Eso sin olvidar que los Jefes de Estado (y el Papa lo es) gozan de inmunidad en el derecho internacional.
|