¿Qué gigantes? dijo Sancho Panza. Aquellos que allí ves, respondió su amo, de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas. Mire vuestra merced, respondió Sancho, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que volteadas del viento hacen andar la piedra del molino. Bien parece, respondió Don Quijote, que no estás cursado en esto de las aventuras; ellos son gigantes, y si tienes miedo quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla.

El ingenioso hidalgo don Quixote de la Mancha. Capítulo VIII

10 nov. 2012

Como funcionan los magufos: miente, miente, que algo queda

Resulta curioso leer de vez en cuando blogs "alternativos", no tanto por la información que dan (si es que a eso se le puede llamar información) sino por lo llamativos que son los procesos mentales que destacan y que, desgraciadamente, explican muchas cosas que suceden en nuestra sociedad.

No hace mucho visité leyendo uno de estos blogs, especialmente surrealista, en el que se afirman cosas como que en la Edad Media se vivía chachi piruli, y la mujer estaba en igualdad de condiciones que el hombre (algo que nos ha ocultado la malvada Historia oficial), que a Gadafi poco menos que habría que hacerle santo y lindezas por el estilo. Todo ello aderezado con los delirios del autor en los que se define a sí mismo como un (auténtico) escéptico. En estas, llegué a un pseudoartículo llamado "Salud: controlar el cuerpo para controlar la mente", en el que, como suele ser habitual en estos lares, criticaba a la malvadísima medicina oficial. Aunque no voy a comentar semejante joya, sí que diré que me llamó la atención una afirmación que cada vez se ve con más frecuencia de que la quimioterapia (y por extensión la radioterapia) no sólo no cura, sino que es la causa de muerte de los pacientes. La afirmación llevaba un enlace, así que decidí ver cuál era la fuente. Me encontré en uno de esos blogs pseudonaturistas que en realidad arremeten contra todo lo que suene a ciencia. La entrada, en concreto se titula "Los pacientes de cáncer ignoran que la quimioterapia no cura el cáncer". Es una traducción de una entrada escrita por un tal Jonathan Benson que es "escritor de plantilla" del blog del conocido "pseudotodo" y gurú alternativo Mike Adams y no merecería ni un sólo comentario de no ser porque, a su vez se basa en un artículo científico (por supuesto no dan la referencia, no siendo que alguien lo vaya a buscar) publicado por Deborah Schragm del Instituto Dana-Farber en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine.

Según los autores de este blog, Schrag afirma que "la mayoría de los pacientes con cáncer no tienen idea de que su enfermedad nunca será curada con la quimioterapia", y que "muchos de los pacientes que optan por el tratamiento no se les dice la verdad sobre sus graves defectos". Dado que mi trabajo está relacionado con la oncología y que he tenido casos de cáncer en mi familia, sé de primera mano que cuando se trata a un paciente, se le informa de todas las posibles opciones de tratamiento, las probabilidades de curación y de los posibles efectos secundarios, así que lo primero que pensé es que la tal Dra. Schrag, o bien no existía, o sería otro elemento pseudocientífico que se dedica a depredar de la angustia de pacientes con enfermedades graves.

Sin embargo, buscando en la base de datos de PubMed, encontré que sí existe una Dra. Deborah Schragm del Instituto Dana-Farber, que de hecho tiene un currículo bastante bueno y bastantes publicaciones con un alto impacto. Así que pensé en la siguiente opción: no había dicho tal cosa. Después de buscar un poco conseguí encontrar el artículo original: "Patients’ Expectations about Effects of Chemotherapy for Advanced Cancer", N Engl J Med 2012;367:1616-25.

Y lo que dice ese artículo es "ligéramente" diferente de lo que afirman tanto nuestro blogero original como su fuente "alternativa". Resulta que el artículo (cuya primera autora es Jane Weeks, no Deborah Schragm) trata sobre las expectativas que tienen pacientes con cáncer de pulmón con metástasis o cáncer colorrectal incurables sobre sus tratamientos paliativos. Parece ser a nuestros amigos alternativos se les olvidó leer las palabras "incurables" y "paliativos". Resulta que un alto porcentaje de estos pacientes tienen (comprensiblemente) falsas expectativas sobre lo que pueden esperar de sus tratamientos. Aunque el tratamiento del cáncer ha avanzado muchísimo, todavía queda mucho por mejorar, y desgraciadamente todavía existen tipos de cáncer que responden muy mal a los tratamientos actuales o el cáncer se detecta cuando está demasiado avanzado y no podemos curarlo. Eso no significa que el paciente no deba ser tratado. Aunque no podamos curarlos, es posible administrarles tratamientos que mejoren su calidad de vida o que consigan alargarla unos meses.


¿Cómo se pasa de "un alto porcentaje de pacientes incurables no entienden que sus tratamientos son paliativos" a "los médicos engañan a los pacientes y la quimioterapia no funciona"? En este caso concreto tenemos tres individuos. El primero, el que (supuestamente) leyó el artículo original, tiene un blog comercial y vive del cuento y de promocionar sus libros y remedios "naturales". Para él, esto es un negocio. Depreda la desesperación y el miedo de enfermos graves y, sobre todo, de personas como los otros dos protagonistas de esta historia: pseudorrebeldes primermundistas que odian todo lo que suene a avance y modernidad, que no entienden que el mundo es muy complejo y no siempre tenemos respuestas y lo reducen todo a conspiraciones de malos de películas de James Bond, porque no son capaces de asimilar explicaciones más complejas que guiones de películas de segunda. Ellos son los tontos útiles que sirven a los sinvergüenzas a lucrarse de la desgracia ajena.

1 jun. 2012

La apuesta de Pascal y sus fallos

A pesar del énfasis que ha puesto a lo largo de la Historia las diferentes sectas cristianas en la fe, o sea, en la creencia en sus dogmas sin análisis crítico alguno, ha habido muchos intentos de demostrar mediante la lógica o mediante métodos "científicos" la existencia de Dios. Uno de los intentos más interesantes es la llamada Apuesta de Pascal, ideada por el matemático francés Blaise Pascal.

21 feb. 2012

La verdad sobre las vacunas (y sobre los negacionistas)

Cuando se trata de negar la evidencia que no coincide con nuestros prejuicios, el ser humano no tiene límites.  Los negacionismos van desde temas que requieren más o menos conocimientos, como negar la mecánica cuántica o el calentamiento global a auténticos "¿Pero qué me estás contando?" del tipo negar que la Tierra es redonda.  Cuando se empieza una discusión sobre algún tema negado (o sea, prácticamente cualquier tema) no tarda en aparecer alguien que argumenta que cada uno es libre de creer lo que quiera, que todas las opiniones son respetables y que pensar diferente no hace daño a nadie.
|