¿Qué gigantes? dijo Sancho Panza. Aquellos que allí ves, respondió su amo, de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas. Mire vuestra merced, respondió Sancho, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que volteadas del viento hacen andar la piedra del molino. Bien parece, respondió Don Quijote, que no estás cursado en esto de las aventuras; ellos son gigantes, y si tienes miedo quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla.

El ingenioso hidalgo don Quixote de la Mancha. Capítulo VIII

28 dic. 2014

2014 nos despide de la farsa de la “pausa climática”

Si algo se le puede reconocer a los negacionistas climáticos es su imaginación. No importa cuántos argumentos se les desmonten, siempre encuentran alguna manera de manipular datos, o de lanzar otra campaña de márketing reviviendo mitos largamente desmentidos.
En los últimos años, uno de sus caballos de batalla ha sido una supuesta “pausa climática” desde 1998. El fundamento de esta pausa es el mismo que el de la mayoría de los argumentos negacionistas: manipulación y tergiversación.

Seguir leyendo en La Ciencia y sus Demonios.

26 oct. 2014

¿Por qué hay artículos científicos que avalan la homeopatía, acupuntura, reiki, etc?

Cualquiera que haya buscado en internet sobre cualquier tema sobre salud (o incluso aunque no) habrá podido comprobar la enorme cantidad de remedios milagrosos, curalotodos y demás estafas que, bajo la cobretura de una palabrería de apariencia científica, pululan por la red. Para el común de los mortales, muchas veces es difícil distinguir cuándo el remedio de turno es legítimo y cuando no es más que un sacacuartos. Esto es especialmente cierto cuando algunas de estas pseudoterapias es respaldada por algunos médicos, tal y como sucede con la homeopatía, la acupuntura, quiropráctica, reiki, los antineoplasmones de Burzynski, etc. Sus defensores "médicos", muchas veces con formación científica, se encargan de producir una gran cantidad de estudios que demuestran las bondades de su terapia favorita. Estos estudios, a su vez, son usados por los defensores, vamos a llamarles "amateurs", que aparecen en cualquier blog que los critique con argumentos como "pues mira el artículo XXX publicado en la revista YYY".

Seguir leyendo en La Ciencia y sus Demonios.

21 may. 2014

Epidemia de sangrados nasales en Fukushima

El desastre nuclear de Fukushima, como ocurre con la mayoría de sucesos impactantes, es un imán para la rumorología y la divulgación de bulos que, aparte de servir para que algunos hagan caja, enturbian con datos falsos un importante debate como debe ser el del futuro de la energía nuclear.
Uno de los bulos que más éxito están teniendo últimamente se refiere al espectacular aumento de casos de sangrados nasales entre los habitantes de las áreas alrededor de la central nuclear. El origen de esta epidemia de sangrados nasales parece ser un popular dibujante de mangas, Tetsu Kariya, en uno de cuyos cómics, Oishinbo, el protagonista (un reportero) sufre de hemorragia nasal después de visitar la planta nuclear.

Seguir leyendo en La Ciencia y sus Demonios.

12 may. 2014

Magufos e Idiotas Útiles

Navegando por internet he encontrado un pequeño texto llamado "Cómo construir un idiota útil desde el poder" escrito por un tal Hugo Sirio que me ha parecido muy interesante porque, aunque no es la intención inicial del texto, no he podido evitar darme cuenta de que es una descripción casi perfecta del funcionamiento de las pseudociencias y de los magufos. De hecho, sólo mirando en los comentarios de este blog tenemos excelentes ejemplos de cómo este decálogo se aplica a los seguidores de las diversas pseudociencias, supersticiones y conspiranoias varias.
Leer más en La Mentira Está Ahí Fuera.

24 mar. 2014

Sensibilidad química múltiple, o cómo vivir del sufrimiento ajeno

El campo de la medicina es un lugar especialmente abonado a la aparición de todo tipo individuos con pocos o ningún escrúpulo que no tienen problemas en aprovecharse y vivir del sufrimiento ajeno. Esto es especialmente cierto en los casos de enfermedades graves, incurables y/o de origen desconocido, en los que el paciente se aferra con desesperación ante cualquier promesa de curación o, al menos, de explicación de sus síntomas.Uno de esos casos es el llamado Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple, últimamente de moda junto con la Sensibilidad Electromagnética, en los que los pacientes reaccionan de forma intensa ante la exposición de cualquier producto químico a niveles que son indetectables e inocuos, en el caso de la SQM, o a cualquier campo electromagnético en el caso de la SE.

Seguir leyendo en La Ciencia y sus Demonios.
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Spain License.

|